Villa Miseria

Inserto clandestino de las grandes ciudades, síntoma brutal de la marginación y la pobreza. Formalmente ilegal porque se asienta en terrenos ajenos, pero siempre tolerado ante la incapacidad de dar soluciones básicas.

Nace con la autodeterminación de un conjunto de familias, compelidas por esenciales impulsos de acción en defensade sus vidas, y se realiza en un acto de apropiación furtivo, repentino, operativamente fundado en la cohesión del grupo y en la claridad de las consignas. Cabe interpretarlo como un fenómeno de planificación urbana espontáneo y muy simple, cuyo éxito depende de una acertada  valoración dela jerarquía de los problemas, de las urgencias y de las previsiones frente a lo postergable. Crece mientras queda espacio libre y se perfecciona paulatinamente con apelaciones a la indiferencia del cuerpo social transformadas en presiones políticas.

El estado no está preparado para intervenir regulativamente en un suborganismo que no puede reconocer sin poner en duda toda su estructura legal. Entonces crece en su seno una organización paralela, con códigos y normas propios, con transferencias y reconocimientos de los derechos adquiridos, con resolución de conflictos y autorización de prestigios, que tiende a homologarse e integrarse al cuerpo social mayor. Así se forman sentimientos de pertenencia, afectos, solidaridades y confianza, construidos lentamente en el proceso de consolidación. Es la reacción más positiva y noble del hombre frente a la exclusión. La “Villa” es la realización del anhelo de pertenecer.

La primera y más poderosa evidencia que llega a la conciencia desprevenida es la flagrante distorsión en el paisaje urbano, paisaje que la comunidad había construido guiada porel afán de reconocerse en una apariencia de balanceado y dominado ordendel medio. El verdadero estado de las cosas se expone íntegro, de un solo golpe y desnudo, mostrando toda su irremediable dimensión.

Los abusos desesperados de los recursos al alcance de la mano, tanto los artificiales como los naturales, resultan inevitablemente problemas menores. Los intentos de intervención desde cualquier disciplina, en sus modos actuales de constitución - el urbanismo, la sociología, la educación o las ciencias- resultan prácticamente absurdos, las excede. Centrar la atención en cuestiones técnicas de detalle como la falta de desagües cloacales, la insuficiencia en el aprovisionamiento de agua potable, la recolección de basura o cualquier otra falencia parcial significaría esconder el problema de fondo. Mejorar las condiciones de vida es indudablemente deseable, pero mientras no se cambie la actualorganización social, que no es para todos, seguirá subsistiendo la miseria. Los excluidos actuarán movidos por sus desesperadas necesidades antes que en defensa del orden legal y del ambiente. La pobreza es un asunto previo y mayor, y el peor desacierto: su clandestinización.

El punto de vista ambiental, obliga a la humanidad a actuar racional y mancomunadamente. Las exclusiones masivas del sistema productivo y la miseria lo impiden; no sólo se trata de ayudar a los pobres del mundo, se debe cambiar el sistema económico que los produce. La pobreza se transformó en una cuestión más allá de lo moral, es una condición para detener los deterioros irreversibles de la naturaleza y asegurar la supervivencia de la especie humana.

Roberto Saraví

Ver

Pobreza
Calidad de vida
Sociedad
Ambiente

Bibliografía

- Davis Kingsley.1976. La Ciudad (Selección de Scientific American),  Blume, Madrid.

Volver a la Página Anterior